Edad: entre 18 meses y 2 años

Enséñeles a sus hijos cómo cepillarse los dientes

 
Asegúrese de cepillar una vez por día, especialmente antes de ir a dormir. Si además se cepilla también después de desayunar, mucho mejor.
 
No hay que cepillarse a las apuradas. El cepillado debería durar al menos 3 minutos.
 
Solo es necesario colocar una pequeña cantidad de pasta dental con flúor.
 
Use un cepillo de cerdas suaves y cepille los dientes con cuidado. Cepillar demasiado fuerte puede dañar las encías. Asegúrese de que el cepillo tenga un tamaño adecuado (por lo general es mejor que sea pequeño y no demasiado grande).
 
Incline las cerdas en un ángulo de 45 grados con respecto a los dientes. Deslice las puntas por debajo de las encías. Mueva las cerdas suavemente para eliminar la placa que crece debajo de la encía.
 
Asegúrese de cepillar todos los lados del diente: el lado exterior, el lado de la lengua y las superficies de masticación. En el caso de los incisivos, cepille los lados internos de la mandíbula y el maxilar superior. Incline el cepillo y realice movimientos hacia arriba y hacia abajo. El frente del cepillo debería pasar por encima de los dientes y la encía
 
El cepillo de dientes solo limpiará uno o dos dientes a la vez. Cambie su posición para limpiar mejor cada diente.
 
Reemplace el cepillo cuando las cerdas comiencen a separarse. Un cepillo de dientes gastado no limpiará de forma adecuada los dientes de su hijo.
 

Buenos hábitos alimenticios. Lo que debe saber sobre los refrigerios

 
Consumir muchos refrigerios dulces puede causarle caries a sus hijos.
 
Limite el consumo de refrigerios entre comidas. Al consumir muchos refrigerios, el ácido en la boca es muy elevado. Y los niveles altos de ácido pueden provocar caries. Evite el consumo alimentos dulces, como goma de mascar, caramelos duros y chupetines, ya que permanecen en la boca por mucho tiempo.
 
Limite el consumo de dulces blandos y pegajosos, que se adhieren sobre y entre los dientes, como los caramelos masticables o las uvas pasa. Los alimentos pegajosos permanecen más tiempo en la boca y el ácido puede deteriorar los dientes.
 
Sirva los alimentos dulces con otros alimentos o bebidas para reducir el daño que pueden provocar los dulces.
 
Su hijo necesita consumir alimentos variados: pan, leche y productos lácteos, carne, frutas y verduras. Ofrézcale a su hijo refrigerios con bajo contenido de azúcar como verduras, frutas, quesos o pretzels.
 
Cepíllese los dientes después de comer. Es importante para prevenir las caries.
 

Primeros signos de advertencia de deterioro dental

 
Consulte al dentista si nota:
  • Pequeños puntos blancos sobre los dientes
  • Inflamación de la cara
  • Diminutos orificios en el esmalte
  • Dolor bucal
  • Sensibilidad dental a alimentos calientes, fríos o dulces
  • Dolor o sensibilidad dental al masticar

Ir al dentista

Visite al dentista cada 6 meses para realizarse un examen dental.
 
Dígale a sus hijos que el dentista contará y limpiará sus dientes para que sus sonrisas sean más brillantes y saludables.
 
No hable con ellos acerca del dolor; eso los asustará. No utilice palabras como "perforar" o "inyección".
 
No les cuente a los niños historias de miedo sobre dentistas. Tampoco permita que sus hermanos cuenten ese tipo de historias.