Edad: desde los 12 años en adelante

Buenos hábitos alimenticios. Lo que debe saber sobre los refrigerios

Consumir muchos refrigerios dulces puede causarle caries dentales a su hijo adolescente. Recomiéndele limitar el consumo de refrigerios entre comidas y evitar los alimentos dulces, como goma de mascar, caramelos duros y chupetines, ya que permanecen en la boca por mucho tiempo. 
 
Ayúdelos a evitar el consumo de dulces blandos y pegajosos, que se adhieren sobre y entre los dientes, como los caramelos masticables o las uvas pasa. Los alimentos pegajosos permanecen más tiempo en la boca y el ácido puede deteriorar los dientes. 
 
Trate de que su hijo adolescente ingiera alimentos variados: pan, leche y productos lácteos, carne, frutas y verduras. 
 
Incítelo a cepillarse los dientes después de cada comida.
 
Primeros signos de advertencia de deterioro dental
 
Consulte al dentista si nota:
Pequeños puntos blancos sobre los dientes
  • Inflamación de la cara
  • Diminutos orificios en el esmalte
  • Dolor bucal
  • Sensibilidad dental a alimentos calientes, fríos o dulces
  • Dolor o sensibilidad dental al masticar

En el dentista

Visite al dentista cada 6 meses
 
Los adolescentes corren mayor riesgo de tener caries dentales. El dentista controlará cualquier cambio que note en la boca que pudiera causar el deterioro de los dientes. El dentista solo recomendará radiografías cuando sean necesarias. 
 
El dentista realizará un examen y determinará con qué frecuencia debería limpiar los dientes y colocar flúor. Por lo general, el flúor se utiliza hasta los 16 años de edad. 
 
El dentista explicará los cambios hormonales que sufren a medida que dejan de ser niños y se convierten en adolescentes y cómo ésto incide en la salud bucal. El dentista también puede hablar sobre el hábito de fumar, los piercings en la boca y otras costumbres de los adolescentes. 
 
El dentista controlará la oclusión dental y realizará chequeos bucales. El dentista le recomendará cómo solucionar cualquier problema. 
 
El dentista puede recomendar la aplicación de selladores a medida que aparezcan los molares permanentes. Los selladores dentales son una resina plástica que el dentista aplica en los surcos de un diente para prevenir las caries dentales. 
 
Las muelas del juicio, también llamadas terceros molares, pueden salir mal. Pueden hacer que los demás dientes se superpongan. Debido a que están ubicadas en la parte trasera, es difícil cepillarlas bien. El dentista revisará estos dientes y recomendará si deben extraerse o no.