Cuidado dental más allá del sillón del dentista

Preventistry, el enfoque al que DentaQuest apuesta para transformar la salud bucal, empieza por garantizar el acceso al cuidado. Muchos pacientes enfrentan barreras de acceso a atención médica de calidad, por falta de transporte, la imposibilidad de tomarse días en el trabajo para acudir a una cita, una cantidad limitada de proveedores de cuidado bucal en áreas con barreras idiomáticas/culturales, falta de seguro y/o cobertura dental y más.

El modelo tradicional en el que se recibe cuidado en el consultorio de un dentista sencillamente no funciona para todas las personas, y la industria de la salud bucal está empezando a reconocer la necesidad de ofrecer cuidados que trasciendan el sillón del dentista, en entornos no tradicionales.


 
Barreras importantes para acceder al
cuidado de la salud bucal para beneficiarios de Medicaid 

(según los administradores Medicaid dental)
 
Imposibilidad de tomarse días de trabajo
Gráfico de barra al 78 por ciento

Pocos dentistas/proveedores de cuidado bucal en el área
Gráfico de barra al 78 por ciento

Falta de medios de transporte

73 por ciento

Barreras idiomáticas o culturales
Gráfico de barra al 54 por ciento
 
     
  Llevamos el cuidado de la salud bucal a quienes lo necesitan:
 
 
  Especialista en higiene dental con matrícula de Denver crea una organización sin fines de lucro para ofrecer cuidado bucal preventivo a 30 refugios para personas sin techo en el área metropolitana.
Más información »
 
 
 
 
  La brecha de innovación
en salud bucal
 
     
  Video con perspectivas de ejecutivos de DentaQuest
 
 
     
  Documento: Ampliar el acceso a la salud bucal: teleodontología  
     
  Leer más »  
     

Según un informe reciente con el título Reversible Decay: Oral Health is a Public Health Problem We Can Solve (Caries reversibles: la salud bucal es un problema de salud pública que podemos solucionar) existe consenso entre dentistas, pacientes, médicos, empleadores y administradores de Medicaid dental para buscar soluciones que mejoren el sistema de salud bucal colapsado.

 

La integración de cuidado médico y dental, o una mayor colaboración entre médicos y dentistas, es una de las estrategias para ampliar el acceso al cuidado bucal. 

Los exámenes dentales preventivos ayudan a mantener la salud de la boca y permiten identificar problemas de salud de una salud bucal pobre en forma temprana, antes de que su tratamiento se vuelva más difícil. Para abordar de manera eficaz la relación entre la boca y el resto del cuerpo, los proveedores de todas las especialidades deben coordinarse para ofrecer un cuidado con enfoque holístico. 

Muchos médicos tienen interés en ofrecer a sus pacientes procedimientos dentales en sus consultorios, como tratamientos con flúor y limpiezas. Los pacientes, incluidos los padres de los pacientes pediátricos, y los dentistas consideran valiosa la posibilidad de ampliar el acceso a exámenes de salud bucal y exámenes de prevención en entornos de cuidado no tradicionales como escuelas, farmacias y centros comunitarios, y los datos indican que esos exámenes pueden llevas a que las personas consulten más a los dentistas.


 
Entornos de cuidado no tradicionales
 
Ícono de escuela
Escuelas

 
Ícono Rx de farmacia
Farmacias

 
Ícono de tienda
Centros
comunitarios

 

Las opciones alternativas para mejorar el acceso incluyen avances tecnológicos, además de cambios en el diseño de los beneficios.

Los empleadores (cuatro de cada 10) están dispuestos a actualizar los beneficios de sus empleados y ampliar el acceso, lo que incluye propiciar el acceso conveniente a cuidado bucal de urgencia (40%) y ofrecer opciones de telemedicina o consultas virtuales (38%).

En esta era digital, los servicios de telemedicina se usan cada vez más como método no tradicional para ampliar el acceso al cuidado dental. Teledentistry usa tecnología para prestar servicios dentales en forma virutal e incluye el uso de video, aplicaciones móviles y sistemas de software para diagnosticar, tratar, conectarse con los pacientes y compartir información sin que los pacientes deban estar presentes en el consultorio del dentista.

Ampliar el acceso a la salud a través de estos métodos no tradicionales y entornos alternativos no solo ayuda al paciente a lograr mejores resultados de salud, sino que además beneficia a los proveedores, empleadores y otras personas que piensan en lo que es más conveniente para los pacientes.