Acceso ampliado

Mejorar la salud bucal de todos significa proporcionarles acceso al cuidado dental para todos. Y tenemos mucho trabajo por hacer.
 
Para empezar, hay más de 74 millones de estadounidenses que no tienen acceso a cobertura dental —y eso era antes de que la pandemia del COVID-19 alterara los sistemas de atención médica y que millones de personas perdieran su empleo. Gran parte de estos 74 millones son un resultado de factores socioeconómicos y desigualdades raciales que todavía persisten en todo el país y que hacen que los resultados de salud en ciertas poblaciones sean cada vez peores. Para ser más específicos:
 
  • El 43 por ciento de los estadounidenses vive en áreas rurales que carecen de acceso al cuidado dental.
  • Es un 22% menos probable que los adultos de raza negra hayan tenido una consulta dental de rutina el año pasado en comparación con los adultos blancos.
  • 4 de cada 10 adultos de raza negra y latinos viven en uno de los 14 estados en los que los beneficios dentales para adultos de Medicaid no ofrecen cobertura para servicios o bien cubren solo servicios de emergencia.
 
Para comenzar a solucionar este problema, es necesario derribar las complejas barreras que evitan que la gente acceda a cuidados dentales y tener otro concepto acerca de la manera en la que ofrecemos servicios de cuidado bucal.
 

Derribar barreras
Los estadounidenses se enfrentan a numerosos obstáculos para acceder a una atención médica de calidad, más allá de no tener seguro. Cuestiones como falta de transporte, imposibilidad de tomarse días en el trabajo para acudir a una cita, una cantidad limitada de proveedores de cuidado bucal en áreas con barreras idiomáticas/culturales, falta de seguro y/o cobertura dental adecuada contribuyen al problema.
 
Un informe de investigación llevado a cabo en 2019, Caries reversibles: la salud bucal es un problema de salud pública que podemos resolver, reveló un amplio acuerdo acerca de que el problema es que nuestro sistema de salud bucal no está funcionando, lo que incluye barreras sistemáticas, financieras y emocionales de acceso a la atención. Afortunadamente, también reveló que existe consenso entre dentistas, pacientes, médicos, empleados y administradores de Medicaid dental en cuanto a las soluciones.

75%25 de los estadounidenses dice haber enfrentado a barreras para acceder al cuidado dental

Todas las soluciones se basan en la comprensión de que la salud bucal forma parte de la salud general.
Blog
Buscar formas creativas de que los niños puedan ir al dentista
Los dos hijos de Aaron, de 10 y 8 años, no iban a sus sesiones de rutina de cuidado bucal en la escuela porque las escuelas locales estaban cerradas a causa de la pandemia del COVID-19. El cuidado que recibieron en una clínica comunitaria fue de primer nivel.
Leer blog »
line break

Informe
La discriminación reduce el acceso al cuidado dental de rutina
Un nuevo informe de la DentaQuest Partnership arroja luz cobre cómo la discriminación basada en factores como la edad, el género y los ingresos resulta en menos consultas dentales y consecuencias malas para la salud en general.
Ver informe »
line break
Blog
Por qué debemos preservar el cuidado de la salud bucal infantil en la escuela
Los servicios dentales que se prestan en las escuelas se han convertido en la mejor opción para conectar a estudiantes de bajos recursos, especialmente aquellos de color, con un cuidado de la salud bucal como también educación sobre la temática. Y garantizar que todos los niños tengan acceso al cuidado de la salud bucal es fundamental para reducir la marcada desigualdad racial en el ámbito del cuidado de la salud.
Leer blog »
 
Ofrecer cuidados en donde se encuentren los pacientes
El modelo tradicional en el que se recibe cuidado en el consultorio de un dentista sencillamente no funciona para todos por lo cual es necesario que a los proveedores de salud bucal se les ocurra otra manera de tratar a los pacientes. 
 
¿Cómo?
 
Ya se están usando varias soluciones prometedoras:
 
  • Integración médico-dental: se implementa un enfoque de atención que integra y coordina la odontología con la atención primaria y la salud conductual, el cual ha demostrado resultados positivos en pacientes, además de reducciones en el costo total del cuidado. Muchos programas de salud comunitarios y Centros de Salud Calificados a Nivel Federal (FQHC, por sus siglas en inglés) ya lo están haciendo y se ha demostrado que funciona.
  • Teleodontología: la habilidad de ofrecer servicios de salud bucal y de capacitación e información en formato virtual, que ayuda a que los proveedores se conecten entre ellos o directamente con los pacientes en diversas circunstancias. Se ha vuelto especialmente popular durante la pandemia de COVID-19 y los pacientes expresan sentirse muy satisfechos con su experiencia. Puede beneficiar a una gran variedad de comunidades, incluyendo los beneficiarios de Medicare y Medicaid, quienes no cuentan con seguro, poblaciones marginadas y rurales, personas con necesidades de cuidado dental de urgencia y personas que temen visitar al dentista.
 
Ampliar el acceso al cuidado de la salud a través de estos métodos no tradicionales ayuda a los pacientes a lograr mejores resultados de salud. También beneficia a los proveedores, empleadores y otras personas que piensan en lo que es más conveniente para los pacientes.
 
Es un cambio que puede ofrecer nuevas oportunidades y así ofrecer un mejor cuidado, como también una mejor salud, para todos.