Beneficio dental para adultos

En la actualidad los beneficios dentales de Medicaid y Medicare suelen ser limitados, lo que significa que muchos adultos de menos recursos y adultos mayores acceden a servicios de cuidado dental con menos frecuencia de la que deberían. Y la falta de atención de enfermedades bucales crea un efecto cascada creciente y claro que puede ser devastador para la salud en general.
 
¿Qué podemos hacer para revertir esto?
 
Para aumentar el acceso al cuidado de la salud bucal de esos adultos, que son parte de los más de 74 millones de estadounidenses que no tienen cobertura dental, debemos proteger y ampliar los beneficios dentales para adultos, tanto en Medicaid como en Medicare. 
 
En 2020, solo 18 estados tienen beneficios dentales amplios como parte de Medicaid. Tres estados no tienen ningún tipo de beneficio y otros 10 cubren solo emergencias. Por su parte, Medicare no tiene cobertura obligatoria de tratamientos para enfermedades dentales. No ofrece cobertura para la mayoría de los servicios de cuidado dental, procedimientos ni suministros, como limpiezas, empastes, extracciones, dentaduras postizas, placas ni otros dispositivos dentales
 
Hay representantes en las comunidades trabajando en todo el país para garantizar que los adultos accedan a estos beneficios críticos. En 2019, al menos 14 estados implementaron cambios legislativos o administrativos para mejorar los programas del estado, lo que genera un impulso positivo con vistas a 2020. Sin embargo, el trabajo no es sencillo y el futuro es incierto a causa de la pandemia del COVID-19 en curso. Muchos representantes comunitarios temen que la falta de presupuesto a raíz de la pandemia ponga en riesgo este progreso.

Mapa de los Estados Unidos que muestra la cobertura de beneficios dentales de Medicaid para adultos
blog
Tres cosas a las que están atentos los representantes de salud bucal después de las elecciones
A medida que se estabiliza la situación después de un año largo y tumultuoso, que incluyó una pandemia global y unas tensas elecciones presidenciales, los representantes de salud bucal miran al futuro y piensan en el 2021 con una sensación de optimismo cauteloso.
Leer publicación »
line break
Infografía
¿De qué manera recortar beneficios a los adultos perjudica a los estados?
Una nueva infografía de la DentaQuest Partnership proporciona numerosos ejemplos sobre cómo recortar los beneficios dentales a los adultos afiliados a Medicaid puede afectar negativamente en el crecimiento laboral y aumentar los costos en los estados de todo el país.
Ver infografía »
line break
Seminario web
Enfoques de los representantes estatales para ampliar y proteger los beneficios dentales para adultos de Medicaid
Este seminario web destaca las estrategias, tácticas y herramientas que los representantes de todas partes del país pueden utilizar para proteger y ampliar los beneficios dentales para adultos de Medicaid en sus respectivos estados.
Ver seminario web »

Mayor acceso significa costos más bajos
Cualquier recorte a los beneficios dentales para adultos sería una medida con poca visión de futuro, tal como queda de manifiesto en una infografía reciente de la DentaQuest Partnership for Oral Health Advancement. En términos simples, ampliar la cobertura dental puede ahorrar millones de dólares en costos por problemas de salud que se pueden prevenir.

Reducir consultas a la sala de emergencias (ER) por problemas dentales prevenibles es solo una forma. Cuando los adultos sin cobertura dental y sin posibilidad de acceso a atención por sus costos demoran el tratamiento hasta que los problemas se vuelven graves o dolorosos, sus consultas a la sala de emergencias resultan sustancialmente más costosas, aproximadamente $2.1 mil millones al año. Más aun, las investigaciones indican que casi el 79 % de estas consultas podrían haberse resuelto en un consultorio odontológico, lo que hubiera implicado un ahorro de hasta $1.7 mil millones al año.

También sabemos que la salud bucal está directamente relacionada con la salud general, y que la falta de cuidado preventivo contribuye a aumentar el riesgo de otros problemas de salud crónicos. Tratar las afecciones crónicas como el asma, las enfermedades cardíacas y la diabetes, que se pueden ver exacerbadas por una mala salud bucal, suma millones en costos de atención por problemas médicos prevenibles al sistema. El costo de atención de estas enfermedades contribuyen al gasto nacional en salud en los Estados Unidos, por encima de los $520 millones que Medicare gasta al año en consultas dentales en salas de emergencias.



Un asunto de equidad
La falta de un beneficio dental para adultos también añade una carga enorme en términos de costos para las millones de familias y personas que dependen de estos programas. Según el estudio de la DentaQuest Partnership:
  • Las personas en la línea de pobreza gastan 10 veces más en proporción con sus ingresos familiares en servicios dentales, en relación con las familias de altos ingresos.
  • 93 % de las personas que viven en condiciones de pobreza no acceden a los servicios dentales que necesitan, en relación con el 58 % en familias de altos ingresos.
  • Casi 4 de cada 10 adultos latinos y de raza negra residen en los 14 estados en los que los beneficios dentales para adultos de Medicaid no cubren servicios, o cubren solo servicios de emergencia.
La dura realidad es que la falta de acceso al cuidado de la salud bucal impacta de manera desproporcionada a los más vulnerables, lo que subraya la necesidad de propiciar un sistema de atención médica más equitativo.
 

 

Los estadounidenses apoyan la ampliación del acceso
En un informe reciente, Reversible Decay: Oral Health is a Public Health Problem We Can Solve (Deterioro reversible: la salud bucal es un problema de salud pública que podemos resolver), se refuerza la noción de que muchos estadounidenses no están seguros o creen de manera errónea que Medicaid (74 %) y Medicare (62 %) ya cubren los tratamientos dentales. Más allá de lo que crean, el 78% de los encuestados apoyan la idea de cobertura de Medicaid dental y 80% apoyan la idea de cobertura de servicios dentales por parte de Medicare.
 
gráfico de barras que muestra cómo entienden la cobertura de beneficios dentales los pacientes

Los administradores de Medicaid también coinciden en que sus programas tienen menos financiamiento que el que necesitan. En este sentido, el 68% de los directores estatales de servicios dentales de Medicaid no cree que sus programas estatales tengan un presupuesto adecuado para cuidado de la salud bucal.
 
La falta de cobertura de seguro dental implica que los adultos siguen encontrando dificultades para mantenerse sanos, mientras que los estados y el gobierno federal siguen acumulando costos evitables. Ofrecer, o ampliar, la cobertura dental para adultos, puede abrir el camino para reducir costos para los pacientes, los dentistas y los estados, además de bajar la incidencia de diabetes y otras enfermedades y mejorar los resultados de salud en general.