El Día de Brujas puede ser un truco
para sus dientes

Los dulces son una parte importante del Día de Brujas. En esta festividad, el riesgo de caries de los niños aumenta porque comen muchos alimentos pegajosos dulces, como galletas y dulces, y alimentos dulces/dulces pegajosos como tofe o frutas disecadas. Los siguientes son algunos trucos y algunos dulces para que su salud bucal bucal siga intacta esta temporada festiva.
 

Trucos: 

¿Alguna vez se preguntó que es lo que le hace fruncir la boca al comer dulces ácidos? Es la acidez. Este ingrediente también contribuye a debilitar sus dientes y aumenta las probabilidades de caries. 
 
Las paletas, que son los dulces de mayor duración, hacen más daño a sus dientes de lo que imagina. Como estas chupetas fueron creadas para disfrutarlas lentamente, al comerlas se acumula la saliva llena de azúcar en su boca. Eso dificulta más que la saliva haga su trabajo de proteger su boca. 
 
Los dulces de goma son pegajosos. Estos ingredientes azucarados se adhieren a sus dientes y aumentan sus probabilidades de tener caries. Es un dulce que les gusta mucho a las bacterias de la boca, que son las que convierten el azúcar en ácido.
 
Las bolitas de palomitas de maíz se consideran un bocadillo bastante sano. Pero una vez que se las baña en caramelo o azúcar, se convierten en un dulce terrorífico para su salud bucal bucal.

 

Dulces: 

El chocolate de disfraza de dulce sano. Este dulce clásico no se queda en los dientes mucho tiempo, lo que supone menor riesgo de deterioro dental. El chocolate amargo es la mejor opción, pero el chocolate con leche no es una opción tan mala. 
 
Si busca un dulce sano, conozca a su nuevo mejor amigo, el xilitol. La goma de mascar y los dulces sin azúcar con xilitol pueden proteger sus dientes porque reducen los ácidos producidos por las bacterias. 
 
Incorpore frutos secos. Las barritas dulces hechas con frutos secos sirven para quitar parte del azúcar que de otro modo quedaría adherida a sus dientes.
 
Los bocadillos pequeños son una opción menos espeluznante para su salud bucal bucal. Estos dulces pequeños le quitan las ganas de algo dulce y recubren sus dientes con mucha menos azúcar. 
 
 
El Día de Brujas es un gran momento para que los padres piensen en los dientes de sus hijos, pero la salud bucal debería ser un tema en el que piensan todo el año. Fomente buenos hábitos de salud bucal frecuentes en sus niños, incluidos usar hilo dental a diario, cepillarse los dientes al menos dos veces al día y visitar al dentista en forma regular. De esa manera garantizará que los villanos azucarados no se escondan en los dientes de sus hijos mucho después de que haya terminado el Día de Brujas. No deje que estos dulces sean un truco peligroso para sus dientes en este Día de Brujas.