Cómo mantener saludables los dientes y las encías

Los hábitos de alimentación saludables son esenciales para la salud bucal de los niños. Una buena nutrición ayuda a evitar las enfermedades dentales, incluidas las caries y la enfermedad periodontal. Los alimentos saludables incluyen vegetales, frutas, panes y carnes. La leche es importante para tener dientes y huesos fuertes. Se debe evitar la ingesta de golosinas como caramelos, galletas y pasteles, en especial entre las comidas. En su lugar, intente darle a su hijo manzana, naranja o banana. No les ofrezca a sus hijos bebidas gaseosas o endulzadas en botellas o vasos para niños. Motive a su hijo a tomar agua en lugar de bebidas azucaradas.
 
Cepille los dientes de su hijo con pasta dental con flúor al menos una vez al día, ¡aun mejor si lo hace dos veces! Debería usar hilo dental todos los días para eliminar la comida que queda atrapada entre los dientes. Los niños deberían visitar al dentista dos veces al año.