Tabaquismo = Boca no saludable

El cáncer bucal es la consecuencia más grave del tabaquismo. Se ha comprobado que fumar cigarrillos y pipas y masticar tabaco puede causar cáncer bucal. El cáncer bucal incluye el cáncer de labios, lengua, mejillas, boca, senos y garganta. 
 
Además, el tabaquismo aumenta el riesgo de otras enfermedades bucales diferentes. Fumar y consumir otros productos del tabaco pueden causar enfermedad periodontal, ya que afecta la unión del hueso y los tejidos blandos a los dientes. Concretamente, se cree que el tabaquismo interfiere con el funcionamiento normal de las células de los tejidos de las encías. Esta interferencia hace que los fumadores sean más propensos a sufrir la enfermedad periodontal y la inflamación de las encías alrededor de los dientes. La pérdida de dientes es más común en fumadores que en no fumadores.
 
El tabaquismo, que incluye el consumo de cigarrillos, puros y tabaco de mascar, puede causar:

  • Caries
  • Pérdida ósea
  • Pérdida dental
  • Mal aliento
  • Úlceras bucales
  • Lengua vellosa
  • Manchas en los dientes
  • Encogimiento de encías
  • Disminución de los sentidos del gusto y el olfato